CIUDAD PANAMÁ: Altos contrastes!

Una vez que nos despedimos del último par de policías, nos abrieron las puertas de su departamento Jacqueline y Álvaro, nos habilitaron una habitación en el piso 12 de la torre 2 del Green Bay, ubicado en una zona de alto desarrollo de Ciudad Panamá, Aptos Costa del Estellamada Costa del Este.

Fue la primera vez que nuestras bicis y nuestro equipaje se tuvieron que acomodar al pequeño y moderno espacio de un elevador.Vista desde el apartamento

Durante 6 días pudimos compartir con Jack y Álvaro no solo un delicioso gallo pinto de desayuno sino también de aquellos recuerdos de universidad que Wagner y ella tejieron en la escuela de Ingeniería en Construcción del TEC en Costa Rica, rememorando nombres, rostros, momentos, angustias, noches de palmada, exámenes con notas en rojo y alegrías que se alcanzaban entre libros de álgebra y estructuras… Álvaro, un colombiano que le robó el corazón a Jack, quien trabaja como director de proyectos de una empresa de telecomunicaciones muy importante, nos reforzó la idea de que las fronteras no existen, nos mostró que las nacionalidades son relativas cuando se es simplemente ciudadano del mundo, y que una buena cena de espaguetti se puede compartir en cualquier mesa con olor a hogar…Cena con Jack y Alvaro

Invitamos a nuestra habitación a toda nuestra familia, gracias al Internet y al Skype pudimos hablar con ellos, vernos las caras y hasta las canas que no habíamos detallado antes, les mostramos nuestra vista a la ciudad y pasamos conversando por horas; hasta casi pudimos acariciar a nuestras mascotas, que desfilaban frente al lente de una pequeña pero grandiosa cámara web…

Comunicación via internet

De forma virtual pudimos asistir a la celebración de los 70 años de la mamá de Laura, estuvimos en medio del festejo, en medio de aquella lasagna que cenaban y ese arroz con leche que dejaron para el postre; estuvimos tan presentes que hasta los olores podíamos percibir a través de la pequeña pantalla de nuestra compañera electrónica, de nuevo, gracias a quien haya inventado la Internet. Feliz cumpleaños madre mía…Por cierto, a los amigos del parque, a Kike, al Beto, al Zebra, tuanis por la llamada a Panamá…

Que podemos contarles de Ciudad Panamá? Además de que su temperatura roza los 38 Cº y su humedad relativa del 90%, también corroborar que es una ciudad muy cosmopolita, es la mezcla de muchos grupos étnicos y culturales Tienda Santeraque tienen más de 100 años de compartir un espacio urbano, tan solo basta recorrer unos metros para encontrar chinos, negros, indígenas (Guaimyes y Kunas), rubios, mestizos y demás colores, Mascara

probablemente resultado de una de las mayores obras ingenieriles y visionarias del siglo XX: El Canal de Panamá, terminado de construir hace ya 95 años y que sigue operando como el primer día, cuantas historias de gente valiente, de gente que dio su vida, de gente que sudó, que trabajó a temperaturas insoportables y luchó contra pestes y enfermedades poco conocidas entonces, como la malaria… murieron miles de personas, pero ello no detuvo la construcción del Canal, el cual fue iniciado por los franceses, quienes pujaron la idea y sacrificaron a la mayoría de sus hombres, luego los estadounidenses salvaron la economía del Canal, comprándoles a los Francos el terreno y el trabajo realizado, aunque esto no hizo reanimar a los difuntos… no obstante, permitió que el objetivo se cumpliera: unir el océano pacífico con el atlántico. Canal

Pero las luchas alrededor del canal ya no serían contra mosquitos y hormigas sino una lucha de estudiantes, de gente joven con ideales y conciencia que igual dieron su último aliento hasta lograr, años después, que el gobierno de Estados Unidos les devolviera a los panameños la soberanía sobre su territorio. contenedores en el buque

La historia del Canal de Panamá es algo más que una lección que recibimos en la escuela, es el que hoy justifica esos altos edificios financieros y bancarios que se erigen en esta iluminada urbe, donde las transacciones económicas son tan normales como variadas, los millones de dólares que se reciben a diario por el solo hecho de utilizar el Canal han permitido, algunas veces de forma justa y otras no, que un país se desarrolle; y que hasta nuestra pequeña y querida Costa Rica se haya beneficiado en los años 60´s con carreteras y puentes construidos desde Cartago y hasta Paso Canoas para resguardar este gigante de aguas encontradas. El espejo

Entre buses –diablos rojos como le llaman y que viajan sin que la velocidad les importe- y caminatas pudimos recorrer la ciudad y palpar de primera mano los altos contrastes que la componen. Diablos Rojos

Pudimos entender que el desarrollo no solo se puede medir por lo alto que sean sus edificios sino por la calidad de vida de sus habitantes, de los espacios verdes, de las oportunidades de vivienda y acceso que las personas puedan tener.

Al mismo tiempo que los rascacielos se levantan, al otro lado de la ciudad está el casco viejo de la capital, Casco antiguodonde el Gobierno tiene su sede, los ministerios trabajan y los diputados dictan leyes en medio de los barrios más populares y desprovistos de la ciudad: Calidonia y Chorrillo.Ropa en los pisos

Mientras la ciudad crece, las carreteras viajan por el mar, los departamentos se enfrían con aires acondicionados y los malls se rebalsan de marcas famosas, a pocos kilómetros de esta efervescencia nuestros amigos y anfitriones rurales tiene acceso a agua potable tan solo una hora al día… cual es el equilibrio del desarrollo???

Vista desde casco antiguo

Pero el reloj no detuvo su marcha y los días en el calendario avanzaban, era el momento de preparar nuestra salida de Panamá y emprender viaje a Colombia, después de mucho averiguar y de descartar tarifas muy altas, elegimos volar con AIRES, una pequeña línea aérea Colombiana que nos ofrecía boletos a bajo costo y la oportunidad de que don Cleto y doña Cleta pudieran cruzar al otro lado del Tapón del Darién. Claro, que para poder viajar debían ir bien embaladas, tal y como un día salieron de Austria. A tan solo dos cuadras del departamento de Jack estaba Johnson, un ciclista panameño que invierte su tiempo laboral en reparar cletas en una tienda especializada de ciclismo, de esas que importan marcas europeas. Quien sin pensarlo dos veces nos buscó dos cajas grandes y nos empacó las nuestras, no sin antes desarmarlas, desinflarlas y acomodarlas con tal exactitud como si se dedicara a ello de manera habitual.Embalaje de las cletas

Por razones de seguridad y para evitar que lo decomisaran en el aeropuerto, tuvimos que tomar la dura decisión de que Rosendo viajaría con ellas, igualmente embalado.

Todo listo para partir a nuestro próximo destino, Bogotá Colombia, que mejor forma que despedirnos de Ciudad Panamá que con los colombianos Jairo Herrera, su esposa Mónica y su pequeño hijo Josúe nacido en Costa Rica con quienes compartimos una deliciosa cena italiana y un fresco paseo por el Causeway, un sitio que alberga dos islas unidas por una carretera dentro del mar que fuera construida con la tierra resultante de las excavaciones del Canal.

Avion Aires

Jairo que además de trabajar en Sika, una empresa para la que Wagner trabajó, nos ayudó a contactar a German Hermida, otro amigo de Wa y ex compañero de trabajo quien nos recibiría en Bogotá; pero sobre este enigmático, vibrante e inquieto ingeniero y escritor así como de su ciudad les hablaremos en nuestra próxima entrada.

Espera en el aeropuerto

Anuncios

~ por suramericaencleta en 25 mayo 2009.

5 comentarios to “CIUDAD PANAMÁ: Altos contrastes!”

  1. Hola Wagner…te escribe Esteban González, compañero de trabajo en dos empresas diferentes (las cosas de la vida)…veo que todo va saliendo de forma excelente. Ahora que están en Colombia les deseo todas las bendiciones para su viaje salga aun mejor de lo que tienen planeado. Al leer su bitácora, no me queda más que expresar mi envidia (de la buena) de verlos disfrutar la realización de un sueño que ambos han forjado y madurado por años…son un ejemplo de emprendimiento y esfuerzo, sigan así. Un abrazo a la distancia colega.

  2. Cual es su usuario de Skype?

  3. Hola Wagner y Lau!! Qué interesante y super entretenido repasar con ustedes sus vivencias durante el recorrido, espero poder saber de ustedes pronto, que Dios los bendiga y están siempre en mis oraciones. Buen Viaje!

  4. Hola Lau y Wa…El saberlos dichosos, bendecidos y victoriosos del trayecto que hasta ahorita han recorrido, no me queda más que agradecer al Creador por toooooodas las maravillas que les ha permitido observar y vivir realmente EL es grande. Lo único duro y feo de todo esto ha sido ver al pobre rosendo enclaustrado en una caja viajando hacia Colombia…que no vuelva a suceder…jajaja
    Espero en Dios que podamos seguir en contacto como hasta ahora (bien seguido)
    Los ama
    Eu

  5. Hola Laura y Wagner, espero que la experiencia en Colombia sea tan gratificante para sus vidas, como fue la de Panamá.
    Bendiciones

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: