LA LINEA…ATRAVESAMOS LA PRIMERA CORDILLERA ANDINA.

La Línea y sus curvas

La Línea y sus curvas

Frente a nuestros ojos se observaba una carretera en ascenso absoluto, elegimos subirla un domingo debido a que rige restricción para vehículos pesados desde las 12 md hasta las 10 pm, lo que nos favorecía debido a que la carretera es muy angosta, curvilínea y altamente transitada no solo por ser la Panamericana sino porque también es el camino de Bogotá a Cali (segunda ciudad por importancia económica de Colombia).

Revueltería en Cajamarca (venden de todo)

Revueltería en Cajamarca (venden de todo)

Llegar a su cumbre son tan solo 24 kilómetros, en carro se tarda entre 40 y 60 minutos, pero en bicicleta, con 50 y 60 kilos de peso más el nuestro (que terminó siendo menos pues pudimos haber bajado hasta 2 kilos cada uno), significaron 6 horas de volar pedal, solo para “coronar”  (llegar a la cima).

Mulas de carga

Mulas de carga

Ya nos habían advertido de las condiciones del ascenso, desde Panamá nos habían mal hablado de este paso: “que es muy duro”, “que hay mucha neblina”, “que pega demasiado viento”, y en Cajamarca, uno de los policías que también es ciclista nos dijo: “si la suben, despacito pero la suben”, él nos comentó que este trayecto es parte de la vuelta ciclística a Colombia y que es considerada fuera de serie… y otra persona nos contó que ahí llevan los carros y camiones para probarles el motor y decidir si los compran o no… es un RTV rudimentario y verdadero.

El hombre del camino

El hombre del camino

Bueno, después de tanta información, empezamos a subir… en eso se nos pegó un señor que subía a pie… pues resulta que sube para almorzar arriba… que corazón!!!

No podemos describir tan fácilmente el esfuerzo que tuvimos que realizar para lograr la cima…, fue dar pedal por pedal, significó sudar muchas gotas, empapar la ropa que andábamos, detenerse mil veces para comerse un confite, un mango, una cajeta o con el simple pretexto de tomar una foto.

De la lechería

De la lechería

El aire se hacía cada vez más ralo, más escaso, la altitud aumentaba y nuestro corazón bombeaba más fuerte. Las piernas se duplicaron… se sentía cansadas pero entusiastas… eran las que nos podían llevar hasta arriba. Pero no solo es el esfuerzo físico, es el mental, el psicológico, el emocional el que termina empujándolo a uno.

Lo que nos llevó a conquistar La Línea fueron las ganas, las ganas de alcanzar lo que se quiere, lo que se anhela, lo que se propone. Esta Cordillera Central (también llamada Cordillera Andina) nos enseñó que no hay montaña por alta que sea que no se pueda escalar si se tiene el verdadero y poderoso deseo de lograrlo, si se ama lo que se hace, si se cree en uno mismo y toma fuerzas de la reserva.

Superar La Línea reafirma nuestro propósito de viaje, después de superar tan empinado reto creemos y nos sentimos seguros que podremos lograrlo, por supuesto, con el apoyo  de todos ustedes  y del de Arriba que no nos deja ni un segundo.

Cuando íbamos de camino hacia arriba, se nos acercaron un par de motociclistas, quienes se ofrecieron a ayudarnos en cualquier momento, y nos dieron detalles de lo que venía más adelante; igualmente los carros nos hacían porras, muchos se detenían para ver a este par de locos con tanto chunche encima subir aquellas cuestas despacio pero a paso firme (parecíamos un par de caracoles con la concha encima avanzando hacia delante). Llegamos hasta un rótulo que decía La Línea 5 kilómetros y la cosa se puso peor, las pendientes se hicieron más inclinadas y las curvas más cerradas… esas cuestas nos sacaron hasta lo último, ya estábamos alcanzando una altura de más de 2800 metros por lo que el frío apretó.

De nuevo nos alcanzaron los motociclistas y de nuevo nos echaron porras y nos dieron ánimo para seguir, ellos son mecánicos y se ganan la vida arreglando los carros que se quedan varados en esa carretera. Ese domingo no había mucho tránsito por lo que no les había salido mucho trabajo a ellos (como son las cosas, para ellos es una bendición que haya tráfico y para nosotros no). Cuando el frío se hizo protagonista, pasó un carro con una pareja que se sorprendieron  al vernos, y escuchamos de su boca lo que tanto habíamos esperado: “les falta solo un kilómetro, ya llegaron”; con que ganas, con que coraje, con que fuerza cleteamos esos 1000 metros, el sudor era frío, se confundía con las lágrimas de felicidad de Laura, y después de más de 6 horas, al ser casi las 4 de la tarde, llegamos a la cima. Nuestros rostros desdibujados se convirtieron en una gran sonrisa, habíamos conquistado la montaña andina de la que todos hablaban, estabamos a 3200 metros de altura… el aire que se respira huele diferente, huele a logro.

 

Conquistando la cima de La Línea

Conquistando la cima de La Línea

Llegó una pareja joven, movidos por la curiosidad y la complicidad pues él hace ciclismo, así que los aprovechamos para que nos tomaran esta fotica que nos supo a gloria y que hoy les compartimos…

 Luego de disfrutar los goces de la victoria… suena exagerado pero así lo sentíamos, empezamos nuestro descenso… era vertiginoso, la pendiente hacia abajo era más intensa que la que subimos así que tomados del freno de las bicis fuimos bajando poco a poco, el frío nos entumía los dedos, el viento se nos filtraba por la chaqueta, no podíamos ni pestañar pues las curvas nos podían jugar una sucia movida. Estábamos buscando Calarcá, el pueblo que queda después de La Línea, muy cerca de Armenia, ya casi caía la noche, faltarían unos 4 kilómetros y tal vez el reloj marcaría las 5 cuando la llanta delantera de Wa se estalló. Estábamos cambiándola cuando de nuevo llega el motorizado, pero ahora con su esposa, él se llama Carlos y ella Mónica y se convirtieron en nuestros ángeles por una noche.

Carlos y Mónica

Carlos y Mónica

Él nos ayudó a cambiar la llanta y se propuso acompañarnos hasta que llegáramos a Calarcá, siempre estuvo pendiente de nosotros y de que nada malo nos pasara. Así volvimos a la carretera los 4 nosotros en bici y ellos en su moto. Pero de nuevo la llanta se pinchó, ya la ciudad se veía al pie de la montaña, bastarían unos 2 kilómetros cuando ocurrió el segundo pinchonazo, ahora a oscuras, pues la noche nos alcanzó, de nuevo Carlos y Mónica nos salvaron la tanda… casi hora de cenar y todavía estábamos en la montaña. A tan solo 400 metros de tocar Calarcá, por tercera vez se estalló la llanta de Wa, pero esta vez decidimos bajarnos de la bici y empujarla hasta llegar a los bomberos. Nuestros ángeles guardianes nos entregaron en las manos de los Bomberos de Calarcá  entonces nos despedimos con un hasta luego… pues sabemos que los volveremos a ver y como dijo Carlos “llévennos en sus corazones”; sin duda, ahí los tenemos.

Bomberos Calarcá

Bomberos Calarcá

 

Taxis de Calarcá

Taxis de Calarcá

Los bomberos nos prestaron sus camas, y prácticamente dormimos entre ellos. La noche estuvo tranquila, al día siguiente, emprendimos nuestro corto viaje a Armenia, los separa tan solo 7 kilómetros.

ARMENIA, después de un mes de estar sobre nuestras bicicletas, fue muy emocionante e impactante llegar a un lugar tan parecido a Costa Rica, esta ciudad está dentro de lo que llaman el Eje Cafetero, se caracteriza por su buen café, por su clima de unos 20 a 28 grados, su altitud es de 1300 msnm o por ahi, su gente amable, su paisaje entre montañas y su variedad de comidas… así o más parecido a San José???

Armenia centro

Armenia centro

Desde que llegamos nos sentimos en casa, dicen que un viajero nunca debe comparar lugares con su país, pero en este caso es inevitable… sentarnos en una de las principales avenidas de Armenia fue como estar en la avenida central de chepe… si si si, por ahí, por el Banco Central, veíamos la gente pasar, su forma de hablar, de vestir, hasta de caminar, hasta sus mascotas son como las nuestras… hasta nos parecía reconocer gente, rostros tan iguales como los amigos del barrio, como los amigos de infancia, como los novios de cuando éramos adolescentes. Como será de parecido que tiembla constantemente y hasta fuertes terremotos han sufrido.

Una cosa grisácea

Una cosa grisácea

Hemos podido recorrerla a lo largo y ancho, su organización es tan parecida que habían momentos que nos sentíamos por La Prensa Libre, otras veces como en Cuesta de Moras, en fin… nos es tan familiar que costará desarraigarse de nuevo.    

 

Como nos dimos un premio y descansamos 4 días por acá (gracias a la hospitalidad de los Bomberos de Armenia) hemos podido tomar buses y desplazarnos hasta otros pueblos como Salento; un pueblo de telenovela, alguno de ustedes vio Café con Aroma de Mujer??? Es un pueblo detenido en el tiempo, con construcciones como de bajareque y techo de teja, con un pequeño parque, iglesia y unas cuantas calles… que precioso regresar al San José de nuestros abuelos….

Salento

Salento

 Después visitamos otros pueblos como Quimbaya y Montenegro… cafetaleros por esencia, huelen a café maduro… a café molido… a café con leche.

 

Quimbaya

Quimbaya

El viaje ha sido enriquecido gracias a la ayuda que nos han brindado nuestros amigos los bomberos, que más que un trabajo es una vocación hacia los demás lo que los impulsa cada día… nos han abierto sus puertas de par en par… se alegran de alojarnos… de brindarnos un espacio… de compartir nuestro proyecto y ser parte de él si pedir nada a cambio. Ya nos hemos acostumbrado a los sirenazos de media noche y a las llamadas de emergencia, que al principio nos hacían pegar brincos del susto, ahora son parte de nuestro buen dormir. Son seres humanos de gran corazón… no es solo ponerse un uniforme, ellos conocen a su gente, a su comunidad, la cuidan 24 horas al día, no duermen para que los demás lo hagan. Hemos podido conectarnos con la gente verdadera a través de los bomberos.

Bomberos de Armenia

Bomberos de Armenia

Muchas gracias a Nelson Murillo porque desde que nos vio llegar y atravesar el portón, nos brindó su apoyo, su buena plática, nos presentó a la Colombia que no es titular de periódicos, nos contó mil y una historia de vida, vidas de verdad, y hasta nos trajo a la estación a su tío, Sigifredo, pintor y escultor, vencedor de muchas luchas sociales, identificado con las necesidades de su pueblo. En lo que se enteró de nuestro viaje, decidió apoyarnos y nos donó más de 100 postales de su obra pictórica que versa sobre los desplazados en Colombia (aquellos que tienen que dejar sus tierras por situaciones políticas o sociales y deben trasladarse sin nada a otros lugares), hermosas postales para que las vendamos junto con las fotografías de Wa…

Pintor Sigifredo y su Mural

Pintor Sigifredo y su Mural

 

 

Hoy hacemos maletas para emprender mañana de nuevo nuestro viaje, ahora rumbo a Cali, nos tomará un par o hasta tres días, no sabemos, pero de lo que estamos seguros es que este paso por Armenia fue como un  segundo aliento… MUCHAS GRACIAS ARMENIA…

El bombero Joe

El bombero Joe

Anuncios

~ por suramericaencleta en 4 junio 2009.

10 comentarios to “LA LINEA…ATRAVESAMOS LA PRIMERA CORDILLERA ANDINA.”

  1. Hey hey hey!!!, así que creíste NERWAG ¿¿que te ibas a librar de mis habladas tan fácil???, mae, de lo mejor de lo mejor leer cómo les ha ido, que impresionante!!!!.

    Decir sigan adelante no debería ser un aliciente para Ustedes, dado que la ruta que comparten deb ser vuestra vida, debe ser en mi escazo entender, la vida misma.

    Decir “lo van a lograr” no debe ser un aliciente para quién la meta no es llegar al final, sino transitar, compartir, ver, oler, sentir y seguir.

    Decir que lo disfruten sería como decirle a los monzones que vuelva a entregar agua sobre la tierra anegada.

    Decirles que los extrañamos, talvez…quizás sí debería ser aliciente para que sepan que aca estamos, que los leemos, que los vemos, que los extrañamos, que los apoyamos, y que ahí, donde estén, cuando piensen en Tiquicia, sepan que nosotros pensamos estamos pensando en Ustedes.

    un abrazo

    eddy

  2. Muchas Gracias a ustedes dos! Es un placer leer sus lineas, además sabiendo, que aún es el comienzo de su viaje! Voy y vamos a esperar a sus textos y fotos en adelante! Estamos con ustedes!

    Saludos tambíen de Elisa y Simón!
    Alles Gute!

    Maik

    PS.: Que pasó con la llanta de Wagner? Tantas pinchadas. Raro. Tal vez mejor cambiarlo.? Afortunamente no hubo un accidente!

  3. Lei este artículo comodamente sentada y les juró que al terminar de leerlo, me dolian las piernas!
    En medio del artículo encuentro este parrafo:
    “La Línea fueron las ganas, las ganas de alcanzar lo que se quiere…nos enseñó que no hay montaña por alta que sea que no se pueda escalar si se tiene el verdadero y poderoso deseo de lograrlo, si se ama lo que se hace, si se cree en uno mismo y toma fuerzas de la reserva.-”

    Tremenda frase, y muy sierta, es solo cuando estamos apasionados por algo, que no hay obstáculo que se oponga ente el objeto de nuestra pasión y nosotros!!

    Continuamos dándoles seguimiento y orando por ustedes! QUE DIOS CONTINUE BENDICIENDO GRANDEMENTE SUS VIDAS POR MEDIO DE ESTA MARAVILLOSA EXPERIENCIA

  4. Que barbaros y que barbaros! Lo único que quiero es estimularlos y explicarles lo increible que se siente cuando se leen esas lineas, solo para que se hagan una idea, sentí que cada pedalazo al subir esas cuestas lo estaba haciendo junto a ustedes, sentí que quien estaba llegando a la cima también era yo y junto a Laura llore como si estuviera ahí, es más en este momento no puedo ver muy bien pues se vuelve a nublar la vista.
    De verdad no tienen una idea lo importante que es que escriban todo lo que les pasa, lo que conocen y lo que sienten eso hace sentir que los tenemos muy cerca.
    A penas ví la primera fotografía de este lugar dije ¡pero si es igualito a Costa Rica! Se parece mucho a los paisajes camino al volcan Irazú o los de San Carlos, que bueno sentir que otra cultura es tan parecida a la nuestra, por algo dicen que nos parecemos.
    Me ENCANTAN las fotos de los perros, la de los bomberos se parece a “Peñuñi”. Quiero ver más fotos de los perritos que encuentren y también quiero una postal de los migrantes colombianos.

    Les envió una carga de mucha fuerza física y emocional y ¡ni un patiquín!

    Monique

  5. Wagner y novia…(no me se su nombre)… que dichosos con ese tour que se estan pegando, que vacilón lo que uno siente cuando se da cuenta que un compa hace una cosa de estas y que ademas le esta yendo bien, en este caso les esta yendo bien… espero cumplan su meta y se devuelvan sanos y salvos y me gustaría saber cual va a ser su próxima aventura, porque no creo que después de esto se vayan a conformar con eso nadamás, porcierto, esa cuesta de la línea yo la subí en triciclo una vez jejejejejejejeje… no le hagan caso a los chismes de que es dura jejejejeje…. FELICIDADES….

  6. Hola Wag y Laura, qué bueno poder seguirlos de esta forma y saber que están bien.
    De una forma muy mágica las fotografías que podemos ver del viaje deja en evidencia lo colorido de la travesía que están experimentando, es una mezcla de paisajes, rostros y colores que hace pensar que todos los sitios son el mismo, solo con diferente distribución en algunos casos, pero las mismas estructuras al fin y al cabo, que forman matices según se les vea y se les viva. Por eso vivan de la forma más intensa y hermosa, que al final, es la mejor.
    Cariños,
    Seguiremos en contacto.
    Ericka Salazar

  7. Amigos.
    Que increible, me inspiran, solo pueden provocar admiración.
    el domingo supe de uds en la recreativa del cerro chompipe en san rafael de heredia, hoy me propuce leerlos y ya deseo ponerme al día con toda su historia. sigan adelante, que orgullo saber de ticos en esta aventura, hasta ahora solo había sabido de este tipo de aventuras hechas por europeos locos. mis respetos, seguiré leyendolos en orden cronológico para no perderme nada, tal vez en un par de días estaré leyendo por donde están hoy. Que Dios los acompañe, cuando estén de vuelta espero estar por ahí recibiendolos. Saludos

  8. ES LO MAS LINDO DE ESTE PLANETA TIERRA,ESA HERMOSA TIERRA CAFETERA

  9. su ciudad es lo mejor

  10. su ciudad muy linda tiene mucha cultura

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: