QUITO: una ciudad que abraza

Toros de pueblo de Cayambe

Toros de pueblo de Cayambe

Atrás teníamos que dejar Cayambe y sus famosos Toros de Pueblo, vienen a verlos de todas partes del Ecuador y aquellos migrantes que hoy viven en España, U.S.A. y otras partes del mundo, vuelven a su terruño para disfrutar de los cuernos, de las fritadas y de los canelazos con guaro de puntas… Nosotros no podíamos perdernos semejante festín, así que nos dimos una vuelta por la famosa Plaza de Toros; nos fue tan familiar debido a que no matan el toro, sino que un montón de toreros improvisados persiguen o son perseguidos por todo el redondel por unos ejemplares de buena ganadería muy parecidos al Malacrianza y el Chirriche  (creíamos que ya se habían vuelto tan famosos que habían salido al exterior), la gente grita cuando hay levantines y heridos, y pasan horas en semejante corretiada, les suena parecido? 

Concierto en la calle

Concierto en la calle

Por supuesto, no faltaron los pasaditos de tragos gracias al vino de frutas, las puntas de caña y a esas aguitas calientes de canela bautizadas que lo calientan a uno por dentro y por fuera. Ya teníamos por política no cletear los sábados debido a que los viernes la gente toma bastante y las carreteras pueden ser amenazantes.

 

De vuelta a la vía, salimos de Cayambe hacia Guayllabamba, fue un corto pero muy floreado recorrido, de esta zona salen las mejores rosas que le dan la vuelta al mundo, las hay de todos los colores, formas y olores. El camino nos trató bien, el clima era fresco por lo que llegamos temprano a nuestro destino. Para no perder la costumbre de nuevo nos hospedamos en los bomberos, quienes nos prestaron un salón de capacitación que tenía un par de sillones de sala tan confortables que estuvimos sentados horas pues desde hacía meses no teníamos unos. Fue un momento increíble, una nueva lección que el viaje nos mostró. Cuantas veces apreciamos lo que tenemos alrededor?, cosas tan sencillas como una mesa para almorzar, una cama con buen colchón, un baño limpio, un microondas… en fin, pasamos la vida corriendo y tan absortos en lo cotidiano, que se nos olvida apreciar lo que tenemos en casa.

Subiendo a Quito

Subiendo a Quito

Con piernas descansadas y mente clara… empezamos a subir la montaña que nos llevaría a Quito. La cuesta era larga, pero llevadera, aunque el sol si estaba muy fuerte; de subida íbamos pocos pero de bajada muchos iban para las fiestas de Cayambe así que recibimos muchas porras, palabras de aliento y hasta aplausos de quienes nos veían subir. El viajar en bicicleta con el equipaje encima, despierta una energía solidaria en la gente que lo motiva a uno aún más para dar pedal hacia delante.

A nuestra entrada a Quito estuvimos muy bien acompañados, nuestro amigo Frank Acosta, quien nos había contactado por correo desde hacía un mes, había convocado a varios de sus amigos y compañeros de ruedas para recibirnos. Al final resultamos como 10 ciclistas, entre niños, jóvenes y no tan jóvenes quienes pudimos compartir la carretera por unos 10 kilómetros de la entrada a Quito. Por cierto, resaltamos la iniciativa víal que desarrolla esta capital en pro del ciclismo, cierran todos los domingos por más de 8 horas una de las principales avenidas de la ciudad que la cruza por completo, estamos hablando de casi 40 kilómetros cerrados para vehículos y abierto para ciclistas. Buena forma de incentivar el uso de este medio de transporte y de permitirle a la naturaleza que respire aire más puro.

Entrando a Quito

Entrando a Quito

Pero las sorpresas no quedarían ahí, gracias a la gestión del señor Ramiro Batallas, presidente de la Federación de Ciclismo de Pinchincha (la provincia cuya capital es Quito) nos alquilaron un apartamento muy cómodo para que pasáramos las 5 noches que estaríamos en la ciudad. Desde ahí nos pusimos al día con los correos que no habíamos podido contestar, lavamos ropa y pudimos conocer la ciudad.

Apartamento

Apartamento

Desde ya les deseamos muchos éxitos a esta Federación en la organización del campeonato nacional de MTB que tienen en sus manos; gracias porque a pesar de estar bien atareados con ese evento, sacaron tiempo para atendernos a nosotros. Adelante con ese apoyo a chicos y grandes para que sigan sobre sus bicicletas.

 

Frank Acosta, como agradecerle tanta atención, disponibilidad y entrega a nuestro proyecto, no le conocíamos, tan solo nos habíamos cruzado correos pero ha sido nuestro ángel guardián y guía desde antes de entrar a Ecuador.  Un ciclista de corazón, aunque ecuatoriano y 100% quiteño es una persona sin fronteras; supo de nosotros por la página PUROMTB de Costa Rica quienes en febrero habían hecho un foro sobre nuestro viaje; desde entonces Frank sigue día a día nuestra travesía, ha leído todas nuestras entradas y nos conocía tanto que conversar con él era como tener un tercer compañero de viaje, como si hubiera vivido con nosotros cada cuesta, cada sudada, cada pinchonazo, cada alegría, cada lugar visitado. Por supuesto, nuestra estancia en Quito fue espectacular gracias a Frank, desde el primer día nos presentó a su hermosa familia y se dedicó a mostrarnos su encantadora ciudad, visitamos el Centro Histórico de día y de noche, vimos la ciudad desde El Panecillo, un cerro que se erige en medio Quito que parece un pan bonette y que lo corona una virgen de más de 40 metros de alto que vigila y cuida a los 2 millones y medio de Quiteños.

Centro histórico

Centro histórico

Quito desde el Panecillo

Quito desde el Panecillo

Catedral

Catedral

Nos paseó por museos y sitios históricos que vibran de tantas leyendas y tradiciones que logran transportarlo a uno hasta esas épocas antiguas, como si fuéramos parte de esas batallas, de esas glorias y derrotas que todo pueblo encierra. El contraste es interesante, pasábamos de visitar sitios indígenas, pobres, humildes y sencillos hasta deslumbrarnos con el barroco típico de las Iglesias coloniales propias de las ciudades virreinato de la época.  Quito es una ciudad que sigue siendo de contrastes, comparten el espacio las estructuras coloniales hechas de ladrillo y adobes y al lado transitan los buses eléctricos, los autos de lujo, lo nacional y lo extranjero.

 

Pululahua… un pequeño pueblo asentado en el cráter de un viejo e inactivo volcán, hasta allá nos llevó Frank, a ver semejante escenario, quizás el único cráter habitado del mundo, lleno de verdes cultivos, donde los habitantes deben subir a caballo por las paredes del volcán para ir a colocar sus productos y adquirir los necesarios; apacible vida, se respiraba tranquilidad y armonía, es un vivo ejemplo de hermandad del Hombre y la Naturaleza, complicidad que surgió desde antes de la conquista y que no sucumbió a la ambición del ser humano.  

 

Pululahua, pueblo en el crater

Pululahua, pueblo en el crater

Aprovechamos para visitar un Pueblo recreado que llaman Mitad del Mundo, visitado por miles de turistas y nacionales pues ofrece comidas, artesanías, museos y monumentos, lo cruza la línea ecuatorial, al igual que el otro en que estuvimos, solo que este es un poco más comercial debido a su cercanía con Quito, pero la línea es la misma, la que divide el sur del norte.

Empanada de viento

Empanada de viento

Subir a su monumento nos permitió apreciar una hermosa vista de pueblos y barrios Quiteños, y en su interior, su museo nos mostró las diferentes etnias, vestimentas, vegetación, flora, fauna y comidas que este hermoso país ofrece. Pudimos conocer algo de las islas Galápagos, a las cuales por presupuesto no podremos ir.

 

Después de semejante paseada, almorzamos en la casa de Frank con los suyos, compartimos unas horas muy familiares, hablamos de arte, de arquitectura, historia y fútbol, logramos que Costa Rica y Ecuador estuvieran juntas en una sala.

Frank y parte de su familia

Frank y parte de su familia

Cerramos ese día con nuestra primera charla del viaje; Ramiro y Frank se encargaron de convocar a la gente, eran ciclistas de toda clase y edad, resultamos como unos 13 compartiendo nuestra experiencia, nuestros sueños, nuestras metas. Pudimos contarles de la preparación no solo física y de equipo sino también la emocional, qué nos motiva a levantarnos día a día y seguir hacia el sur, dejando atrás todo. Conforme hablábamos sus ojos se encendían, brillaban más, sus rostros cambiaban el tono facial, se suavizaban y despertábamos en ellos la necesidad de soñar y alcanzar sus sueños; al final todos comprendimos que un viaje así no es solo físico, por el contrario, es principalmente espiritual, es desprenderse de todo para trascender  a un estado superior del ser humano, es ser mejor persona, mejor hermano, mejor hijo, mejor amigo, mejor ciudadano del mundo. Que lo mejor que les podemos dejar a nuestros hijos o generaciones venideras es el espíritu de lucha y coraje que les ayude a vencer miedos, tejer y lograr sus sueños.  

Compartiendo sueños

Compartiendo sueños

Creemos que pudimos tocar esa parte interior que mueve a las personas y que los motiva a ir hacia delante, a dar lo mejor de sí. Sabemos que fue así porque al día siguiente, Byron, mecánico de bicis del ciclo de Ramiro, quien no pestaño ni un momento mientras compartíamos la charla, nos entregó de todo corazón una bolsa con manzanas, mandarinas y yogurt para nuestro viaje. Hoy escribimos esta entrada mientras desayunamos tan delicioso manjar.

Ayer dejamos Quito atrás, para la salida nos acompañó Frank, quien en su carro y a muy baja velocidad nos escoltó por más de 3 horas, hasta dejarnos en las afueras de la capital… dejarle atrás nos hace recordar su hospitalidad como también los otros rostros que nos han acompañado a dejar ciudades  a las espaldas. Gracias familia, gracias Maik, gracias Pedro, gracias Mauricio, gracias Henry, gracias Frank por ayudarnos a partir…  

Hasta luego queridos amigos

Hasta luego queridos amigos

Anuncios

~ por suramericaencleta en 11 julio 2009.

5 comentarios to “QUITO: una ciudad que abraza”

  1. Gracias al SEÑOR nos da mucha alegria que , no los ha desamparado y siempre encuentran gente, personas tan especiales, por supuesto que ustedes se lo merecen, en nuestras oraciones de todos los dias los tenemos presentes para que no les llegue a pasar nada malo, y reciban mucho apoyo de personas en cada lugar que pasen, que los dos esten muy bien de salud, y para adelante, el SEÑOR Y LA VIRGEN de cada lugar que pasen los acompañe y les de mucha fuerza, como si estuvieran empezando el viaje, los queremos mucho , un saludo de mi madre para laurita.

  2. Muchas gracias a ustedes, es increíble poder leerles incluso para mi que compartí parte de estas experiencias en Quito me resulta fascinante como las describen.

    Espero que estén súper bien y que les siga yendo bien en el resto del viaje y recuerden que en Quito siempre tendrán un amigo que les esta pensando y les esta mandando solo buenas energías, para que lleguen a su querida Costa Rica y a su familia sanos y salvos y con una increíble sonrisa de satisfacción.

    Y como dicen ustedes

    PURA VIDA!!!!!

    Frank

  3. Terapias: Aqui vamos conociendo el mundo a travez de los ojos de ustedes… estamos siempre pendientes, pensandolos mucho y mandandoles con cada jaloncito toda la buena vibra que nos llega del universo… gracias por este viaje que nos regalan dia a dia a todos los amigos que felices y contentos nos sentamos a hablar del magico trip en cleta… vamos de camino con ustedes, estan siempre en nuestros pensamientos…

    ah si!!! Se quemo Puchos..jajaja

    Namaste,

  4. Lau q bueno saber q estan tan bien y disfrutando del viaje de sus sueños!! De verdad q es impresionante ver x todos los lugares q han estado y toda la gente maravillosa q han conocido. Felicitame a Wagner x las fotos tan chivas q ha tomado! Q Dios y la Virgen los bendiga y proteja.
    Un abrazote, Liz

  5. hola soy de la ciudad de salta al norte de la argentina !!! me entere hoy por el diario que llegaron hasta mi ciudad hoy recien conoci esta aventura y me parece algo genial es impresionante lo que hacen, viendo na foto en el diario vi en una de sus remeras esta pagina web asi que decidi entrar y veo todo lo que hacen !!!!!! fuerza y adelante amigos cumplan con todo esto para demostrar que se puede hacer lo que uno quiera siempre que ponga esfuerzo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: