LA PAZ DE BOLIVIA

 Historia Inca

Una vez que cruzamos la frontera entre Perú y Bolivia, nuestro nuevo mapa nos marcaría el camino, revisando distancias, a poco más de 160 kilómetros nos esperaba La Paz, si bien nos es la capital oficial de Bolivia (constitucionalmente es Sucre) si es el centro político, comercial y administrativo, un atractivo turístico por excelencia.

 Copacabana

El encanto del lago Titicaca pero ahora visto desde el margen boliviano nos atrapó, sus verdes aguas transparentes nos invitaron a conquistarlo de nuevo; en COPACABANA, ese primer poblado después de la línea fronteriza estuvimos tres días que aprovechamos no solo para actualizar la página sino también para conocer la famosa Isla del Sol; así que bien temprano tomamos una embarcación que nos llevaría hora y media adentro del lago… la puntualidad no parecía ser una de las cualidades de la empresa que nos llevaría, así que salimos un poco más tarde de lo programado; pero bueno, después de disfrutar del paisaje llegamos a ese pedazo de tierra firme en medio del Titicaca. La isla del arbolPero como nuestro tour era solo por medio día, y dado el atraso con que salió la lancha, nos permitieron estar en la Isla solo una hora… que lástima pues era muy grande y probablemente con mucho que ofrecer pero a nosotros a penas nos alcanzó el tiempo para subir un poco, tomar un par de fotos de la pequeña isla del árbol y comernos el desayuno que llevábamos listo. Cuando estaba por cumplirse la hora, bajamos las escalinatas de piedra como alma que lleva el diablo y cual fue nuestra sorpresa… nuestro barquito se había ido sin nosotros. Fue un momento de angustia, sobretodo porque estábamos en una isla, en medio de un enorme lago frío y desolado; por suerte habían otras embarcaciones privadas que también visitan la isla, así que tuvimos que pagar la misma tarifa que habíamos pagado por ida y vuelta pero ahora solo para que nos regresaran a tierra firme.

Rosendo mirando el TiticacaEn esta lancha íbamos con un grupo de estudiantes de Historia que habían tenido un Congreso Latinoamericano de Estudiantes de Historia… y tomaron un par de días para vacacionar; en eso escuchamos una expresión que hacía 6 meses no escuchábamos el PURA VIDA!!! era un tico que se vino a vivir a La Paz y que era parte del congreso, así que pudimos hablar en tico todo el viaje de regreso y juntos recordamos con gran antojo el gallo pinto con natilla y tortillas que hace tiempo no tenemos en nuestra mesa.

cruzando el Titicaca en LanchaDejamos atrás Copacabana pero el lago seguiría acompañándonos por dos días más; lo cruzamos en lancha en su estrecho de Tiquina, don Cleto y doña Cleta iban algo asustados por esos 20 minutos de navegación; en la plataforma flotante contigua venía Julián Cerri  y su moto Suzuki 1000cc, nos contó que viaja de Alaska hasta Argentina (ida y vuelta) y que disfrutó tanto de su paso por Costa Rica que decidió elegirlo como destino luna de miel, así que volverá a comer gallo pinto pero ahora con su futura esposa, les dejamos su link para que conozcan su periplo www.juliancerri.webs.com.Julián Cerri

 

 

El altiplano nos mostró el camino hasta llegar a JanckoAmaya, un pequeño pueblo donde no conocen las sopas instantáneas ni los espaguetis así que tuvimos que cocinar lo que pudimos comprar –arroz, papas y atún-, por suerte compramos a tiempo pues a las 5 de la tarde el frío viento que surge del Lago hace que el comercio cierre sus puertas pues el pueblo completo parece refugiarse en sus polvorientas casas de tierra. Pasamos la noche en el Colegio de Secundaria del lugar, un par de profesores nos recibieron y nos ubicaron en un aula. El portero de la institución nos comentó en su dificultoso español que el nombre del pueblo está en Aymara y que significa ALMA BLANCA, como referencia a las entidades luminosas que presuntamente salen del Lago hacia la tierra… después de escuchar esa leyenda campesina entendimos por que el pueblo entero parecía desaparecer con el atardecer; a caso quienes nos atendieron en la tienda serían de estas blancas apariciones???. Sin mayor comentario nos dormimos temprano anhelando de nuevo la luz del día.

Los nevados de Bolivia

La siguiente noche la pasamos en Palcoco, una población muy cerca de La Paz pero lo más impresionante que nos ofreció fue una larga cordillera colmada de nieve que se extendía por kilómetros a nuestro margen izquierdo; conforme avanzábamos parecían que nos seguían, cada vez aparecían nuevos picos blancos, tan cercanos que casi los podíamos tocar. El paisaje era inspirador, nuestras piernas parecían recibir la fuerza y la energía de esos copos de nieve. Luis, el dueño de la casa que nos hospedó esa noche nos contó con muchísima preocupación que hasta hace unos 5 años estos nevados eran completamente blancos y no como ahora que ya han perdido tanta nieve que se puede ver su suelo; incluso que el frío que a nosotros nos calaba en los huesos, tiempo atrás era mayor, entonces ellos si titiritaban de frío ahora no. Pero lo que más le preocupa es que el agua está escaseando pues depende directamente del deshiele normal de estos nevados… definitivamente son los efectos del cambio climático. Aprovechamos para reflexionar que cualquier acción que el ser humano haga por mitigar estos efectos nocivos, tendrá un resultado en alguna parte de la Tierra, y Palcoco pude ser un ejemplo tangible de esto. RECICLEMOS, SEMBREMOS ÁRBOLES, DEJEMOS DE USAR BOLSAS PLASTICAS, USEMOS BICICLETA.

Hacia La Paz con los nevados al fondo

Después de una noche de intenso frío llegamos a la gran ollada, como le llaman a LA PAZ, pues está asentada en el fondo de muchas montañas, abajo de todas ellas y solo cuenta con una única entrada y salida.  desde el balcon del Cafe ChuquiagoChristian Conitzer y su compañera Luisa son los dueños de CHUQUIAGO CAFÉ E INTERNET, “chocolate para el alma” www.conitzer.de/cafe  pero más que eso son dos amantes del ciclismo por lo que hacen todo lo posible para albergar a los cicloviajeros que pasan por La Paz provenientes de cualquier lado del mundo. Como su casa ya tenía ciclistas hospedados nos ofreció quedarnos en el propio café que también es restaurante y a cambio de tener donde dormir y donde bañarnos, los ciclistas le colaboran en la atención del local. Así que suramericaencleta  se arrollo las mangas, se puso delantal, aprendió a hacer capuchinos y atendió a la clientela junto con Rudy Proença, un escalador cicloviajero brasileño que viaja por las rutas más inhóspitas en busca de paredes y montañas para conquistarlas a punta de cuerdas y fuerza.RUDDY CICLO ESCALADOR Con él compartimos no solo la cocina del café, la atención de los clientes sino también amenas conversaciones a veces en español y en otras en portuñol, acerca de sus travesías y su lucha por la preservación de los recursos naturales de los bosques brasileños, visiten su vertiginosa página no apta para aquellos que padezcan de vértigo www.rudyadventure.blogspot.com

 

 

 

Caroline y StephaneCafe Chuquiago

En Chuquiago café (que significa Valle La Paz) conocimos a otros cicloviajeros, a nuestro amigos Caroline y Stephane de Francia que van para el norte, rumbo a Colombia www.afrentina.canalblog.com y así como a varios suizos que también comparten el gusto por viajar en carretera sobre dos ruedas con pedales.

centro de La Paz

Entre postres y capuchinos servidos pudimos salir a conocer La Paz pero lo que creíamos una ciudad tranquila y apacible como su nombre refiere la verdad es totalmente lo opuesto… no hay calle libre de ventas informales, los negocios ambulantes  saturan aceras, calles, parques, explanadas de iglesias, puentes, buses y cualquier espacio disponible, toda la ciudad es un mercado improvisado gigante. La competencia por lograr una venta obliga a madrugar, desde temprano la ciudad empieza a hervir, sus decibeles se incrementan hasta alcanzar un complejo y unísono grito como si la ciudad fuera una gran olla de presión. Entonces nos surgió la duda si su apelativo de “ollada”  se debe a su condición geográfica o a esa intensa cultura mercante a punto de ebullición.

Un Poquillo de Cables

Venta informal en La Paz

Pero en medio de tanto traqueteo de precios y sobre precios tuvimos un remanso artístico y cultural, pudimos disfrutar de una de las salas en que se expone la Bienal de arte contemporáneo; en realidad nos sorprendió la calidad técnica de los artistas así como los temas presentados, mientras algunos eran muy clásicos, quizás hasta conservadores, otros en cambio se atrevían a romper lo convencional y una de las propuestas que más nos gustó fue la de Eusebio Choque, la compartimos con ustedes para que disfruten del buen arte andino.

Pintura de Eusebio Choque

Como si fuera una mezcla de lo comercial con lo artístico logramos compartir con doña Demetria Mamani una auténtica criolla quien  no solo vende el producto textil hecho de alpaca, oveja y llama sino que rescata el alto valor cultural que encierran esos tejidos entre sus colores e imágenes mitológicas incas; es una forma de preservar la historia contada por los ancestros pero ahora con lanas y puntadas; los colores no son elegidos de forma antojadiza, sino que representan la identidad campesina de los pobladores del altiplano; usan pigmentos obtenidos de productos naturales, de plantas y hierbas, y la elaboración de las telas en su gran mayoría son producto de largas jornadas de habilidad manual y muy pocas son hechas a máquina. Después de escuchar a doña Demetria y sentir la fuerza y la profundidad del origen de aquellos paños de coloridas lanas se logra dimensionar el alto valor que tienen estos dentro de nuestro tejido cultural latinoamericano.

Venta deTextiles de doña Demetria

 

 

Anuncios

~ por suramericaencleta en 28 octubre 2009.

4 comentarios to “LA PAZ DE BOLIVIA”

  1. Laura y Wagner, siempre es muy grato leer sobre el recorrido que estan realizando. las fotos cada vez son mas impresionantes. Excelente trabajo.
    Que Dios continue guardandolos en el camino. Esa es nuestra oración. Un abrazo a la distancia

  2. viejillo y viejilla un abrazote bien fuerte otra vez les digo que gracias por tanta belleza y abrirnos una latinoamerica nueva para muchos de nosotros pero que sabemos que es la real la que todo ser humano deberia conocer. sigan asi y gracias por todo . roberto

  3. Es interesante el viaje que dieron, me apasiona el mar por su trankilidad pero el viaje tuvieron me anima a recorrerlo. Exitos en todo y que dios los bendiga.

  4. como me gusta mi bolivia, eusebio tu eres uno de los pocos que hacen que mis ojos disfruten y vean que lo que tenemos es grandioso, es un gusto ver como tus manos hacen tantas cosas, tienes un don increible me encantaria estrachar tus manos…saludos y exitos en toda esta gestion

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: