ENTRE LAS FLORES DE CHILOÉ

entre pétalos azules

entre pétalos azules

Sin duda alguna el viaje es una caja de pandora, siempre trae consigo sorpresas y causalidades que enriquecen aún más esta travesía de vida… recuerdan ustedes a papá corazón –como le llaman sus amigos-???

Pedro en Bici

Pedro en Bici

Aquel ciclista de Popayán –Colombia- que en junio pasado nos recibió en su casa y nos adoptó por unos días y sin conocernos??; como lo había hecho con muchos cicloviajeros que pasaron por su ciudad. A Pedro Quintero, después de habernos dado la mano a tantos viajeros sin pedir nada a cambio le llego la hora de volar como ave migratoria y trascender sus fronteras… desde hacía tiempo venía trabajando sus propias alforjas, elaborándolas con sus propias manos, comprando equipo, buscando por internet y leyendo íntegramente cada relato de los viajeros que un día dejaron puerto seguro y se aventuraron al viento, al frío, al sol, a rodar y devorar kilómetros con su bicicleta y con un modesto equipaje lleno de ganas y de ilusión.

Su amor por la bicicleta lo ha llevado a hacer muchas travesías a lo largo de su amada Colombia, pero ahora sin asistencia ni equipo técnico que lo acompañara decidió tomar un avión y volar con su caballo de hierro hasta Buenos Aires, de ahí tomó un autobús hacia Bariloche y pedaleando nos encontramos en Puerto Montt. Tantos años de seguir de cerca historias, aventuras y viajes de otros cicloviajeros, ahora estaba dispuesto a escribir su propia historia sobre dos ruedas.

Aves de Chiloé

Aves de Chiloé

Movido por suramericaencleta hoy se nos une –por unas semanas- nuestro tercer miembro del equipo; Pedro hace un paréntesis en su vida, se separa temporalmente de su hermosa familia para emprender junto a nosotros su postergado y silente viaje sin fronteras. Para nosotros es un verdadero privilegio que un amigo tan sincero y honesto de los cicloviajeros, nos haya elegido a nosotros para cumplir un sueño que tejía desde mucho tiempo atrás. Bienvenido seas Pedro Quintero, a suramericaencleta, bienvenido a nosotros papá corazón!!!

destellos

destellos

Ahora que somos tres al pedal reafirmamos más nuestros objetivos de viaje, aquello que Pedro nos enseñó en su momento con fuerza: la bicicleta no tiene reversa, hoy es una verdad para los tres… moverse juntos hacia los cielos del sur.

 CHILOÉ ES DE COLORES

 

Palafitos de Chiloé

Palafitos de Chiloé

Nelson y su pequeña hija Aini

Nelson y su pequeña hija Aini

Desde que salimos de Costa Rica, teníamos en nuestro itinerario de viaje como un hito visitar la Isla Grande de Chiloé, en especial a un entrañable amigo: Nelson Villablanca un espíritu libre, viajero por vocación y amante de la vida por pasión quien Wagner conoció en Costa Rica gracias al poeta desaparecido Julio Acuña. En uno de los tantos viajes que Nelson emprendió Wagner compartió varios días con él en Alajuelita –donde se hospedó en su casa-; en esa oportunidad Nelson tenía el propósito de enseñar el arte de mochilear a sus jóvenes 4 hijos.

Venecia poniendo miel al pan

Venecia poniendo miel al pan

Tuvieron mucho tiempo para compartir sueños e ilusiones, sería por ahí del 2004 cuando Wagner le comentó a Nelson de su anhelo de recorrer Suramérica, en su momento Nelson lo motivó a que cumpliera ese sueño y que las puertas de su casa estarían abiertas para cuando decidiera levantar vuelo.

Varios años después, tomaríamos la palabra de aquél amable ofrecimiento, Pedro, Wagner y Laura pedalearon hacia Castro, la capital de la Isla; un viaje de dos días desde Puerto Montt, con vistas espectaculares de nevados los cuales pudimos apreciar como si estuvieran suspendidos en el aire, flotando sobre el lienzo azul del mar; una barcaza nos cruzó por el estrecho de Chacao, y en cuestión de 25 minutos nos trasladó del continente hasta la Isla Grande. Recorrerla le hace perder a uno la perspectiva de estar sobre un pedazo de tierra en el mar… es tan grande, quebrada y verde que hace pensar que estábamos ahora en otra dimensión. Las construcciones se hacían más pequeñas y acogedoras, completamente elaboradas en madera, sus fachadas recubiertas de pequeñas tablitas traslapadas unas sobre otras parecían escamas de un pez, inteligente sistema que aísla e impermeabiliza el interior de la casa de la humedad de las lluvias.

 

camino a Castro
camino a Castro

 

campos de Chiloé
campos de Chiloé

Por el corazón de la isla corre una carretera muy transitada, sus cientos de subibajas hicieron mella en nuestras piernas, los ríos cruzan constantemente la vía y nos obligaron a detener el paso para contemplar estos paisajes multicolores. Miles de flores, de formas, matices, texturas y aromas distintas alfombran las praderas de Chiloé, un paradisíaco colage de flora que se dibujaba frente a nuestros ojos.

como soles
como soles
como campanas
como campanas

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En medio de esa vorágine de verdores y tonalidades Nelson y Venecia junto a sus hijos Caur y Ayni tienen su refugio MAWENKO,  www.refugiomawenko.blogspot.com, un amplio espacio dedicado a la tierra y a lo natural, con sus manos y la de voluntarios de todas partes del mundo han levantado invernaderos donde se cultivan hortalizas, vegetales y especies madereras nativas. Una excelente experiencia de sentir la tierra entre las manos y apreciar como ella nos da de comer… que estamos haciendo nosotros para conservarla?

Vista desde la sala de Mawenko
Vista desde la sala de Mawenko

El Pacífico se posaba azul y profundo; sus aguas quietas yacían como lago durmiendo, apenas bailando un vals con el viento; el cielo a veces celeste, otras veces se cubría con las blancas nubes y al final del día se pintaba de amarillos y naranjas para despedirse del sol, cuando el reloj marcaba las 10 pm. Una fotografía en constante movimiento es el cuadro viviente que Nelson y Venecia tienen en el ventanal de la sala de su casa y que por unos días también apreciaríamos desde nuestra habitación.

Iglesia de madera de Chiloé

Iglesia de madera de Chiloé

polinizando

polinizando

Cuantas cosas aprendimos de Venecia y Nelson, fueron pocos días pero intensa la experiencia de volver a lo natural, nos deleitamos comiendo alimentos vegetarianos, la mayoría sembrados y cultivados por ellos mismos. Del trigo que adorna su propiedad elaboramos deliciosos panes integrales, horneados en una estufa de leña que no contamina el ambiente. El té, el café de almendras, las frutas las endulzamos con la miel que cultivan de las colmenas de abejas que trabajan día y noche junto a la casa, un trabajo sin descanso, sin horarios ni salario… solo por la simple experiencia de vivir para crear.  

Aquél cuadro que nos despertaba cada mañana nos sedujo, decidimos bajar hasta la playa pero sin bronceador ni trajes de baño; para nada era igual a lo que concebimos como playa. El frío calaba en los huesos, la arena le daba paso a la tierra húmeda y embarrialada; caminamos sobre mantos de verdes algas que parecían hojas de lechuga esparcidas por todo el espacio. Dos embarcaciones solas y abandonadas nos recordaron que estábamos frente al mar. Los cisnes de cuello negro se apropiaron del lugar, danzaban libres sobre las aguas sin oleaje; las gaviotas levantaban el vuelo en grupo o solitarias y rompían la calma del momento… el tiempo no parecía transcurrir, los relojes callaban su tic tac, parecía que todo se detuviera, era el perfecto equilibrio entre el ser vivo y su entorno!!!

Cisnes de cuello negro
Cisnes de cuello negro
en marea baja
en marea baja

Fueron tan solo un par de días que compartimos con Nelson y su familia, con su espacio y su modo de vida, pero la lección es enorme; fue detener nuestro paso y darse la oportunidad de aprender lo que la naturaleza nos enseña, escuchar sus voces, disfrutar sus silencios, ver sus movimientos y conectarse con su ritmo. Gracias Nelson por abrirnos la puerta y llevarnos en un viaje hacia lo esencial.

Embarcados de Chiloé a Chacabuco
Embarcados de Chiloé a Chacabuco

Después de brindar una entrevista para REPRETEL (canal de televisión costarricense) gracias a los medios virtuales con que contamos alistamos maletas para viajar a Quellón, a 80 kilómetros de Castro, donde nos esperaba una barcaza llamada Alejandrina de la Naviera Austral www.navieraustral.cl que nos llevaría de vuelta al continente, pero ahora no sería un viaje de minutos sino de 36 horas a mar abierto y entre islotes, un recorrido de 450 kilómetros hacia el sur por las heladas aguas del Pacífico. Agradecemos la ayuda que la naviera nos brindó para transportar nuestras bicis.

Despedida de Nelson
Despedida de Nelson

 

 

Nos despedimos de Chiloé pedaleando unos kilómetros, entre sus caminos de tierra, praderas y palafitos -casas dentro del mar construidas sobre pilotes de madera que parecen manglares de hogares teñidos de colores y formas- y sus miles de flores que ornamentan el paisaje. Una de estas flores se la dedicamos al joven Jonathan Barrantes Calderón primo de Wagner quien falleció la semana pasada a manos de la violencia que esta viviendo nuestra sociedad, nuestro más sentido pésame a toda la familia Calderón.    

de las flores al mar
de las flores al mar

Hoy estamos en la verdadera Patagonia Chilena, a tan solo 1500 kilómetros de completar la primera gran etapa de nuestro viaje; las próximas entradas que compartiremos con ustedes estarán llenas de hielo, frío, glaciares y miles de colores.  Los invitamos a que nos acompañen en esta intensa fase que nos llena de mucha emoción y fuerza!!!    

Vista de nevados desde el mar
Vista de nevados desde el mar
Anuncios

~ por suramericaencleta en 31 enero 2010.

12 comentarios to “ENTRE LAS FLORES DE CHILOÉ”

  1. HOLA SOY DE CARTAGO!!! BUENA NOTA LO QUE HACEN Y ES MUY BUENA IDEA OJALA HUBIESE MUCHA GENTE COMO USTEDES!!! PURA VIDA Y AHI ME AVISAN COMO LES FUE CUANDO REGRESEN AL PAIS!!! PURA VIDA

  2. que belleza!!! saludos a Pedro el nuevo integrante del equipo suramericaencleta, que disfrute de este par de magicos amigos, otra ventaja del internet, conocer y querer a tantos km de distancia… y saludos al famosos Nelson que aunque no tengo el placer personalmente, se por muy buena fuente que es un maravilloso ser humano…saludos desde el corazon de los acuñas…
    Siganos contando chicos…aqui todos vamos en ruta….

  3. Mis niños…espero que se encuentren muy bien…que diosito los acompañe en este largisimo y maravilloso viaje por nuestra patagonia…=) que sera un paso importantisimo , y los llenara de sensaciones magicas…
    Con muchisimo Cariño
    Cintia Valenzuela..una amiga de Coyhaique , que siempre les rrecordara =)

  4. Ahh..qué hermosas palabras para definir a esta querida tierra, a través de sus palabras puedo sentirla más y amarla aún más si es posible, qué lindo que puedan y sepan apreciar la belleza natural de este sur tan lejano del cemento, Laura, de veras eres genial para describir todo y las fotos de Wag las refuerzan, con todos esos colores..me alegro tanto por ustedes, chicos, que vayab bien y con un “ángel” de compañía, adelante, el calor de las emociones les mantendrá tibia el alma en esos fríos azules..abrazos y besos a los dos

  5. Hola suramericaencleta, esas imagenes y esos textos estan cada vez mas llenos de poesia, es maravilloso que nos una la tecnologia en este momento tan cargado de energias fuertes en Costa Rica donde nos hace tanta falta reflexionar hacia donde vamos, adelante con ese proyecto tan importante y liberador, fuerzones viejos!

  6. Buenísimo muchachos, cada que tengo tiempo me pongo al día de por donde andan y cada vez quedo mas sorprendido, es sinduda culpa de que todo les vaya tan tuanis es la buena vibra que llevan! Acá seguimos pues en las mismas ahora con los rollos electorales, tratando de hacer lo mejor por este pedazo de tierra. Abrazos, de los de a de veras.

  7. Hola muchachones como estan yo aqui recuperandome de un accidente me patio una yegua pera gracias a Dios estoy bien,no pude escribir antes se me enfermo la comp un amigo me presto y asi pude escribirles disculpen por la ortografia eso es lo que nunca pude aprender me alegre mucho que quieran conoserme,que Dios me de salud para conocerlos en la frontera de Panama hechamos las maletas en el carro y venir tedaliando con ustedes pero antes de pedaliar pasamos a la finca de mis sobrinos cerca de Golfito y nos comemos un cerdo en chicharrones porque tu familia va a toparlos a la frontera.Sin mas por el momentode ustedesAMIGO EL AMIGO JACOBEÑO.HASTA PRONTO.

  8. Buenos amigos me alegra mucho saber que la estan pasando muy bien que encuentran gente tan bella y especial, querida laurita ya pude solucionar el problema de tu antiga casa, me ayudo mucho tu prima, alguien especial, parecida asu prima, mi madre les manda miles de bendiciones en su recorrido que no les pase nada mala, y ojala puedan ejercer su voto, los queremos mucho.

  9. …………….estas fotos me han dejado con la boca abierta y con nada que decir………..
    Abrazos desde Costa Rica…
    Ligia y Ale!!

  10. que fuerzon, que emocion y cuanta vida nos regalan en cada una de las etapas de este viaje. muchas gracias por ensenarnos todo lo maravilloso del sur y lo mejor es que es visto de un lado mas humano y para nada comercial . Ahi esta le esencia del ser humano . gracias viejillos y muchos abrazos los quiero mucho

  11. Hola, que bueno que siguen adelante, hace rato no los veía, pero me alegro que cada vez nos sorprenden con su aventura. Por cierto la calidad de las fotos cada vez es mejor, espero poder comprar luego el álbum completo…felicidades!! Mucha fuerza para lo que viene, Un abrazo. Jimmy

  12. hey, como me hubiera dado un inmenso gusto haberlos recibido aqui en Ancud de Chiloé, soy de Siquirres y sería un placer colaborar en su viaje en lo que sea!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: