VIENTOS PATAGÓNICOS…

amanece en la Patagonia

amanece en la Patagonia

Por varios días seguimos soñando con aquella enorme masa de hielo que nos cautivó los sentidos y nos erizó la piel, definitivamente el glaciar Perito Moreno se le filtra a uno por los poros no solo como un helada sensación de frescura y bienestar sino también como un espacio de reflexión imbuido en medio de la naturaleza y de su ímpetu…

en bici por la Patagonia

en bici por la Patagonia

Pero el glaciar nos tenía una gran sorpresa preparada… no le bastó con ser espectacular sino que ahora nos servía de punto de encuentro con dos caras conocidas en medio de aquel mar de visitantes… en una de las pasarelas nos cruzamos con Hellen y Francis, nuestros amigos cicloviajeros que conocimos en nuestro segundo día de viaje en Costa Rica, con quienes luego pedaleamos juntos algún tramo peruano, con quienes compartimos una cena en Ecuador y ahora, sin planearlo… el destino nos cruzó los caminos. Nos abrazamos como quien abraza a un hermano, fue un caluroso encuentro en medio de aquel imperante frío.

Cenamos juntos, de nuevo nos pusimos al día contándonos experiencias y vivencias y al día siguiente emprendimos pedal los cuatro. Ya ellos están prontos a terminar su viaje que emprendieron desde Québec, Canadá, sus piernas suman año y medio de pedal, sus alforjas desgastadas evidencian lo largo que ha sido el camino para alcanzar la meta que se habían propuesto… y están a pocos días de regresar a casa.

carretera patagónica

carretera patagónica

Salimos de El Calafate hacia el sur, sobre la emblemática Ruta 40 argentina, serían unos 4 días de viaje para llegar a Puerto Natales (Chile)… era la primera vez para suramericaencleta que viajaría a lo largo de la verdadera patagonia argentina. Mucho habíamos escuchado sobre esta región, otros cicloviajeros simplemente la resumen como mucho viento donde no hay nada… solo pampa, pampa y pampa. Al principio el viento parecía noble y hasta tímido, avanzábamos con notable rapidez, pero sin anuncio previo y sin compasión el viento empezó a soplar con furia, sus ráfagas desordenadas parecían dispuestas a tumbarnos… solo nos permitían avanzar cuando nos daban una breve tregua.

Patagonia

Patagonia

Fueron varios días de pedal en medio de la nada, la extensa pampa se perdía al final del horizonte, la diferencia entre el amanecer y el atardecer nos lo mostraba nuestro reloj contador cuando nos decía que ya llevábamos 80 kilómetros de luchar contra el viento; aunque el escenario parecía el mismo de los primeros cien metros… el avance no parecía ser compañera de viaje. De vez en cuando un viajero que acompañado con su bicicleta o su moto rompía la monotonía del paisaje. Unos van hacia el norte, otros hacia el sur o a donde el viento se los permita. La carretera nos reunió con otros aventureros que nos dirigimos hacia la misma dirección… en grupo y como uniendo fuerzas pedaleamos juntos por un par de días.

huaso patagónico

huaso patagónico

Era el momento de despedirnos de Hellen y Francis… compartir estos días con ellos fue sumamente importante para nosotros pues al verles que ya están al final de largos días de dormir en carpa, de recorrer tantos sitios impresionantes y de vivir miles de historias ya están listos para volver a casa…  nos hizo caer en cuenta que nosotros estamos tan cerca de cumplir nuestra primera gran etapa para empezar nuestra vuelta a casa… que satisfacción más grande se comparte cuando echamos un vistazo para atrás y revisamos todo lo que hemos pasado para lograr un sueño. Felicidades Francis y Hellen por el coraje y la tenacidad de escribir un sueño cumplido!!!

el antiguo muelle

el antiguo muelle

En Puerto Natales, un hermoso pueblo sureño frente al mar chileno, nos enteramos del terremoto de 8.8 grados en la escala de Richter que sacudió la parte central de Chile… el epicentro se localizó a unos 2700 kilómetros al norte de donde estábamos por lo que Natales para nada se vio movido por semejante golpe de la naturaleza. En la mañana del 27 de febrero nos despertamos sin sospechar de la tragedia y de la dimensión del desastre que afectó casi la mitad del país… temprano avisamos a nuestros familiares y amigos de que estábamos fuera de la zona golpeada no obstante, un gran pesar nos embargó al ver las imágenes tan impactantes y aún más difícil resultaba entender que muchos de los lugares por donde habíamos pasado hace escasos días, lugares en donde compartimos con muchas personas ahora estaban llorando la impresionante destrucción… fuerza Chile!!!

Ñandus en el horizonte

Ñandus en el horizonte

Con el alma cargada después de tantas desgarradoras imágenes emprendimos viaje hacia Punta Arenas, ahora sin compañeros volvimos al pedal, a la lucha contra el viento y a la desolada pampa. A lo largo de la recta casi infinita que dibuja la asfaltada carretera una que otra estancia campesina se dibuja a lo lejos… miles de ovejas cargadas de lana nos veían pasar, el ladrido de los perros ovejeros llamaban nuestra atención… nos deteníamos para ver como estos trabajadores sin sueldo entre ladridos y carreras pastorean al rebaño hasta llevarlos de un campo a otro. La sepia vegetación sirve de camuflaje a los ñandus –tan grandes como las avestruces-, típicas aves de esta zona que con sus largas patas y su grueso plumaje logran resistir las bajas temperaturas y el intenso viento. Los zorros se cruzaban por la carretera buscando animales para acechar… y el viento siempre insistente seguía empeñado en no dejarnos avanzar.

a la orilla de la carretera

a la orilla de la carretera

 

La pampa y sus extensas cercas que definen los linderos de una estancia a otra no te ofrece muchas opciones para acampar así que no había más remedio que tender la carpa justo al lado de la carretera, fueron tres noches arrullados por el viento, tres frías noches de luna llena, despiertos nos sorprendía el amanecer… ansiosos de que saliera el sol a calentarnos la piel… sin embargo sus desganados rayos no nos alcanzaban, solo parecían estar dibujados. Un rótulo en la calle nos hizo caer en cuenta donde estábamos… Provincia de Magallanes, lo más austral del planeta… lo más al sur del continente… donde el mapa se acaba.

 

PUNTA ARENAS

Familia Boulou Ormazabal

Familia Boulou Ormazabal

La última ciudad grande de Chile que se levanta junto al Estrecho de Magallanes, acá nos abrieron sus puertas la familia Boulou Ormazabal (Larry es hermano de Ivette, nuestra anfitriona de Valparaíso). En su casa y bajo sus cuidos pudimos recuperarnos de nuestro quebranto de salud que sufrimos durante los días pedaleados para llegar hasta acá.

Es una ciudad con más de 300 mil habitantes, recorriéndola pudimos evidenciar la fuerte influencia francesa que tiene en su arquitectura… claro, al ser una zona de tránsito de barcos que unía los dos océanos, por donde ingresaban y salían las mercancías desde y hacia Europa. Hoy en día todavía se les ve transitar, aunque sin duda alguna el Canal de Panamá ha venido a desahogar esta austral ruta.

 

Cementerio de Punta Arenas

Cementerio de Punta Arenas

Nos atrevimos a visitar uno de sus mayores atractivos, el histórico cementerio de Punta Arenas, considerado uno de los más hermosos de Chile; en él descansan numerosos pioneros que levantaron esta sureña ciudad, al igual que muchos valientes y audaces capitanes de barco de todas partes del mundo que después de llegados acá a finales del siglo pasado, decidieron quedarse en este Puerto por alguna razón.

Paul… uno de los hijos de Larry y Luisa nos comenta que llegó a esta ciudad cuando apenas era un niño de 7 años, ya hace 20 años; al preguntarle como es vivir en una ciudad con tanto viento y frío y tan cerca de la Antártida nos cuenta que el clima ha cambiado muchísimo en los últimos años… recuerda como antes nevaba copiosamente y que incluso las capas alcanzaban hasta metro y medio de altura, las temperaturas eran realmente bajas… pero que ahora no es así; con preocupación nos dice que en invierno a veces nieva tan solo un par de veces y que las capas apenas alcanzan los 20 centímetros. Don Luis, dueño de una gasolinera nos contó como las estaciones del clima han variado… tradicionalmente marzo era el mes de transición del verano al otoño, por lo que el frío comenzaba a incrementarse, pero que desde hace unos 5 años para acá, es el mes de marzo cuando el verano empieza a calentar más… hay un marcado traslape de 3 meses respecto del comportamiento habitual. Y como para completar el cuadro preocupante de los Puntarenenses, se ha comprobado que el agujero de la capa de ozono está ubicado justo sobre ésta ciudad y sus efectos se han sentido directamente en la piel de sus habitantes…

 SPHENISCUS MAGELLANICUS: de blanco y negro.

desde el mar

desde el mar

El llegar hasta esta parte de la Tierra y de nuestro continente como no darnos la oportunidad de visitar unos de los monumentos naturales más importantes de la fauna magallánica: La Isla Magdalena ubicada a 35 kilómetros al noreste de Punta Arenas, sobre el Estrecho de Magallanes y con apenas un área de 85 hectáreas, alberga una colonia de aproximadamente 69 mil parejas de PINGUINOS MAGALLÁNICOS.

grises

grises

alas abiertas

alas abiertas

Tomamos un tour para ir a conocerlos de cerca, la embarcación necesitó 2 horas para llegar hasta allá y justo antes de que el Faro de la Isla se divisara, sobre la superficie de escasa vegetación comenzamos a notar como se movían miles de puntos negros; era muy emocionante saber que estaríamos tan cerca de ellos.

Al descender nos sorprendimos de su pequeño tamaño, alcanzarán a penas unos 60 centímetros de alto. Su torpe y gracioso caminar nos cautivó de entrada… entonces empezamos a detallar sus colores y combinaciones. Poseen el pico negro con un borde grisáceo, un notorio borde circular blanco que nace en la frente y se junta en la garganta. Su cabeza, el collar y las partes superiores son de color negro pero el resto de sus partes inferiores son blancas con líneas negras que le hacen marco.

hacia al sol

hacia al sol

Miles

Miles

Nos cuentan que es difícil distinguir entre el macho y la hembra, aunque parece que él es más alto y algo más pesado que ella (aproximadamente pesan 4.5 y 3.7 kilos respectivamente), pero que lo sorprendente de esta especie de aves es su ciclo de reproducción.

mirando hacia el mar

mirando hacia el mar

Cuando aún son jóvenes, a eso de los 3 o 4 años de edad empiezan a buscar pareja y cuando la encuentran, lo serán por el resto de sus vidas… son monógamos. Alrededor del mes de setiembre de cada año llegan a la Isla a poner sus huevos (por lo general dos), en octubre inician los 40 días de incubación para que en noviembre los bebés empiecen a quebrar sus paredes. De enero a febrero los polluelos empiezan a independizarse mientras los pingüinos más viejos mudan sus plumas. Para el mes de abril, los adultos comienzan su migración hacia el norte, buscando aguas más cálidas… para esperar que vuelva setiembre y regresar a su Isla Magdalena.

toda una vida en pareja

toda una vida en pareja

entrando a casa

entrando a casa

El pingüino de Magallanes nidifica en cuevas que cavan ellos mismos y cuando vuelven al año siguiente, suelen poner sus nuevos huevos en la misma cueva y repetir así un año más de reproducción. Se estima que viven por unos 32 años; se alimentan principalmente de peces y calamares y suelen morir por su avanzada edad, o por deficiente alimentación –principalmente los juveniles- o en las garras de los leones marinos y de las aves rapaces que buscan robar los huevos o polluelos recién nacidos.

Lau hablando con los Pingüinos

Lau hablando con los Pingüinos

Cambio de plumaje

Cambio de plumaje

Esta es una de las especies más amenazadas y vulnerables a los efectos del cambio climático… con este esfuerzo de llegar hasta este lugar y poderles llevar estas tiernas y cautivadoras imágenes suramericaencleta espera sembrar conciencia para que en lo individual y en lo colectivo tomemos acciones que mitiguen las causas que pueden extinguir a esta hermosa especie animal. Recordemos que aunque vivamos a miles de kilómetros de ellos, el daño que hagamos afectará no solo nuestro entorno sino como efecto dominó, alteramos el resto!!!  

por ellos...

por ellos...

Anuncios

~ por suramericaencleta en 6 marzo 2010.

5 comentarios to “VIENTOS PATAGÓNICOS…”

  1. Supongo que cuando lean esto ya habran salido de Chile, ya estarán en ruta argentina otra vez, aunque con el mismo viento helado del sur. Espero que lleven los mejores recuerdos de esta tierra que los vió pasar y que les acogió de muchas maneras, que les brindó variados climas, paisajes y colores,el recuerdo de su gente y de los lazos creados se mantegan en el tiempo y la distancia. Suerte, chicos queridos, que el Angel siga con ustedes en toda la ruta y sigan disfrutando de la vida y de esa Libertad que se han ganado con creces. Siempre estaré aquí por si quieren volver, un abrazo a los dos..bendiciones

  2. Hola.me alegro que esten bien DIOS les bendice en todos los momentos,que gran idea la de ustedes suramericaencleta.com dando pedal y nosotros en casa difrutando de fotos y comentarios todos muy buenos.Sigan con FE y voluntad y a la distancia los segiremos apoyando{ES MEJOR ENCENDER UNA VELA QUE MALDECIR LA OSCURIDAD}CUANDO ME DESPOJO DE LO QUE SOY,ME DISPONGO A SER LO QUE PODRIA LLEGAR ASER.

  3. Wagner, mae, Marco me dio este pagina…que bien…me encantan tus fotos, tus viajes…mae de verdad estas en el horno ahora….un fuerte abrazo desde New York,

    tu compa,

    Frank.

  4. Como me alegra saber que les va bene! aun mas que cumplen un sueño.
    los felicito y espero que tengan mas aventuras,que sigan soñando y que dios los cuide.
    Un gran abrazo.

  5. hola amiguita cumplieron sus ahnelos,los felicito y como bien dices volviendo la mirada hacia el norte aqui los estamos esperando,cuidense y que dios los acompañe hoy y siempre,un abrazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: