AGUAS SALADAS; AGUAS DULCES

las formas de la naturaleza

las formas de la naturaleza

Recién llegábamos de hacer unas tomas para nuestra entrevista en la televisión de Cascabel cuando un joven apuró su paso para alcanzarnos; surgieron las preguntas sobre nuestro viaje y ante tantas anécdotas e historias, optó por invitarnos a cenar en su Pizzería Moriá. Así conocimos a Enrique, dedicado a su familia, a su empresa y al deporte; un ejemplo de emprendimiento y éxito que ha tejido con mucho esfuerzo, pues empezó vendiendo pizzas por una ventana y cuatro mesitas… sus trasnochadas han valido la pena, hoy su pizzería es la única en Cascabel y se mantiene siempre recibiendo comensales amigos y extraños.

Enrique y su famila

Enrique y su famila

Terminamos hospedados en su casa, compartimos la mesa con su esposa Efigenia, sus hijos Enrique y Eduardo y sus padres María y Juan; fueron varios días de participar de sus espacios y sus vidas, cada vez que nos sentábamos a la mesa no solo disfrutábamos de riquísimas comidas tradicionales sino del cariño y la sinceridad con que nos abrieron sus puertas y hasta consejos de cómo criar a Pedalinho nos dio doña María quien disfruta de la compañía de  tres enormes gatos algunos recogidos de la calle y otros comprados.

Doña María

Doña María

Definitivamente, cuando tenemos la oportunidad de compartir tantos momentos con una familia es que reafirmamos que la belleza de un país no lo hacen sus paisajes ni sus escenarios de postal, sino su gente, la sinceridad y transparencia de su pueblo, la humildad de dar lo que tienen, lo que más les sobra: cariño y bondad…

Una noche antes de nuestra partida Enrique nos contó que ya tiene fecha para realizar su tan postergado y deseado viaje en bicicleta hacia Natal, será en noviembre de este año cuando haga un pequeño paréntesis en su diario corre corre y se entregue a disfrutar del pedal, de la carretera y de viajar más allá de sus fronteras y de la divisa territorial. Un espacio necesario que debemos hacer todos en el camino para redescubrirnos y tomar las fuerzas y el coraje necesario para continuar lo que la vida nos tiene preparado.

Que Dios los bendiga y muchas gracias por ser nuestra familia Cascabelense…

amanecer en el Atlántico
amanecer en el Atlántico

Óptica Maranata
Óptica Maranata

Con el amanecer nos dimos una escapadita hasta Fortaleza, capital del Estado de Ceará (como a unos 70 km de Cascabel), teníamos que averiguar sobre los autobuses que viajan a Belem, además teníamos que llevar a Pedalinho al veterinario para que lo revisara y le extendiera un certificado de su óptimo estado para poder viajar en transporte público y aprovechamos además para que Wagner se hiciera sus lentes deportivos pues los que traía se empezaron a reventar por tanto sol y exposición a todo tipo de climas y temperaturas. Fernanda Farias fernandacfbb@hotmail.com fue la doctora veterinaria que atendió a Pedal, no nos cobró la consulta ni la certificación pues entendió de inmediato que se trataba de un gato milagro, rescatado de la suerte de la calle y que hoy es un ciclogato que recorrerá muchos kilómetros para llegar a su nueva casa en Costa Rica. Fernanda le dio el visto nuevo a Pedal no sin antes hacerle mucho cariño y sonidos extraños que quizás no se los enseñaron en la Universidad pero si su vocación y amor por los animales.

Francisco y Ayula nos atendieron en la Óptica Maranata maranata.centro@hotmail.com con la seriedad que amerita y la responsabilidad profesional vieron el caso de Wagner. Hicieron unas cuantas recomendaciones de color y materiales y se comprometieron a entregar los lentes incluso antes del plazo acostumbrado. Les expusimos de nuestra condición de viajeros y de nuestro flaco presupuesto y de forma muy amable nos hicieron un significativo descuento. Y tal como lo prometieron, los lentes estaban listos justo antes de que abordáramos el bus hacia Belem, a tiempo para que Wagner pueda apreciar con nitidez la exhuberancia amazónica que nos espera.

Nos preparábamos para pedalear unos 15 kilómetros para ir a pasar los últimos días en la playas vecinas de Cascabel, cuando doña Cleta (la bicicleta de Laura) sufrió un serio desperfecto mecánico, se quebró la bocina delantera, justamente la que  también sirve de dínamo para dar luz a la bici, pero lo peor de todo es que no rodaba ni un centímetro, pues su eje se rompió a la mitad… La dejamos en un ciclo de confianza de Enrique y seguimos nuestro viaje a la playa (Laura en bus y Wagner en bici).

cuando la marea baja
cuando la marea baja

Piernilla y Scooby
Piernilla y Scooby

Barra Nova… que forma de despedirnos de las playas brasileñas!!!, llegamos casi con la noche así que apenas nos dio tiempo de ubicar donde acampar y armar nuestra carpa. “Piernilla” nos ayudó en eso, él es un joven empresario del pescado y mariscos que mueve no solo sus embarcaciones pesqueras sino a un pueblo entero. Él recibe pescado de muchos de los pescadores de su comunidad, le da trabajo a su gente y vende los productos en su región e incluso en Estados a cientos de kilómetros de distancia. Piernilla nos facilitó un hotel abandonado para que acampáramos, nos dio luz, agua y hasta pescado para cenar. Su perro Scooby estuvo algo curioso por saber que llevábamos dentro de aquella caja transportadora que parecía un gato, husmeó un poco pero al simple silbido de su dueño corrió hacia sus pies.

A la mañana siguiente un espectáculo se dibujó ante nuestro ojos, aquella playa no se reservó nada… mostró todo su encanto y su belleza. Su marea baja dejaba al desnudo las marcas del agua en la arena, los surcos esculpidos por las saladas aguas del Atlántico. Las arenas no se definen… quieren ser sepias y otras luchan por mantenerse blancas… las dunas erguidas y majestuosas ponen su pecho al viento y la suave entrega de las aguas dulces del río parecen danzar con el mar.

Las piscinas naturales seducen la vista y los sentidos… las cálidas y transparentes aguas  encantan el espíritu… las suaves arenas parecen felpas que acarician los pies… y la persistente brisa refresca el alma y la piel.

marea alta
marea alta

el poder del viento
el poder del viento

La fuerza del viento se aprovecha de muchas formas, los rígidos molinos generan energía eólica mientras los aventureros prefieren combinar el surf con el parapenter en un deporte muy popular llamado kitesurf.

Cuando la marea sube la belleza se intensifica, el escenario cambia y los pescadores se lanzan a la suerte del mar. Algunos caminan hasta lograr un buen cardumen, otros optan por remar sus pequeñas balsas para moverse más lejos y más rápido, como compitiendo con el reloj y con las corrientes. Lanzan una y otra vez sus redes al agua, algunas veces logran robarle al mar lo que es suyo, otras veces el mar no les entrega nada. Pero eso no los desanima, estos hombres de piel curtida día a día vuelven para dialogar con las aguas… una comunicación ancestral, un oficio heredado, un instinto de conservación…

el camino de los pescadores
el camino de los pescadores

el arte de la pesca
el arte de la pesca

primeras escaladas
primeras escaladas

Con semejante paisaje natural nos despedíamos de la costa Brasileña, donde el sol nace cada mañana y trae consigo miles de historias, de vidas sencillas y convulsas, de tristezas y alegrías, de salados y dulces… Disfrutamos al máximo nuestros últimos días de sol y arena, de esa callada y a la vez audible meditación con el vaivén de las aguas, de aquella mezcla de placer y descanso… 3400 kilómetros pedaleados, 3400 kilómetros disfrutados, 3400 kilómetros de historias escritas en la arena.

Decirle adiós a la costa brasileña significó repasar cada momento vivido en ella, cada pueblo recorrido, cada historia de vida compartida. No se trata tan solo de pedalear por pedalear,  se trata de un viaje por la geografía de un país rico en cultura, en costumbres y en tradiciones. Se trata de aprender de cada día algo nuevo, de un crecimiento inevitable e imborrable que dibuja nuestra geografía interna.

Pedalinho en la playa
Pedalinho en la playa

HACIA AGUAS DULCES

Nuestra última etapa brasileña está por empezar, el pulmón del mundo, el corazón de América,  EL AMAZONAS devela sus secretos y nos compartirá sus encantos. Tomamos un autobús desde Fortaleza hasta Belem, fueron 28 horas de viaje para adelantar 1600 kilómetros; algo cansados pero sintiendo la fuerza del Amazonas llegamos a la capital del Estado de Pará, donde el Río más importante y grande del mundo deposita sus aguas al mar.

el muelle
el muelle

Desde acá tomaremos una embarcación que viajará río arriba por más de 5 días hasta adentrarnos en el estado Amazónico, Manaos será nuestra próxima capital estatal, pero a diferencia de las otras, esta está justo en el corazón de la Amazonía, donde la vegetación es exuberante, las especies animales son incalculables y donde habitan más del 98% de los indígenas del Brasil.

Serán muchas horas de barco, de dormir en hamaca, donde el Internet y los celulares no operan, serán horas dedicadas a descubrir como el ser humano ha logrado sobrevivir en esta abundancia de verdes…

Belem de Pará desde el balcón
Belem de Pará desde el balcón

Anuncios

~ por suramericaencleta en 26 septiembre 2010.

7 comentarios to “AGUAS SALADAS; AGUAS DULCES”

  1. suerte mis amores, suerte y exito… los quiero mucho!!!!

  2. Ola amimos! sou o amigo de Santa Maria – RN. O primeiro jovem que
    levou vocês a casa de Jeovane para repousarem o meu es Rivaldo lo tico da sociasóne.
    Espero que vocês tenã feita boa viajem. vie a foto que vocês postarão muy belo.
    Mada noticias donde vocês estan si.

  3. Ola amimos! sou Rivaldo o amigo da Asociasòn comunitraria de Santa Maria – RN. O primeiro jovem que levou vocês a casa de Jeovane para repousarem. Espero que vocês tenhão feita boa viajem. vi a foto que vocês postarão muy belo.
    Mada noticias donde vocês estan si. Felicidades e Bom Retorno a su terra.

  4. Que bom que já estão no Norte do país. Quantas fotos lindas vocês fizeram do nordeste!!! Fico feliz por estarem persistinto na realização desse sonho e que estejam com um novo companheiro de viagem, o pedalinho-ciclogato (risos). Deus os guie! beijos.

  5. Saludos y adelante! Que lección me regalan cada vez que ingreso a la página. Tuto

  6. Éxitos hacia el Amazonas… y gracias por cada lección de humanidad, sensibilidad y entereza. ADELANTE!!!!

  7. El mar siempre nos pone ha pensar como si tuviera el poder de un ser espiritual, su ritmo escrito por las olas y su infinidad provoca una enorme soledad. Eso fue lo que me transmitieron con todas sus experiencias que estoy segura que jamas se borrarán de sus memorias.

    que tengan un muy buen viaje
    los quiere mucho Monik.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: